salud de la Universidad de louisville https://espanapildoras.com/artritis/voltaren-gel-precio/ estantes gabinete de la medicina de reemplazo

ATORNILLADOR DE IMPACTO: VERSATILIDAD Y ALTA FRECUENCIA DE USO

ATORNILLADOR DE IMPACTO: VERSATILIDAD Y ALTA FRECUENCIA DE USO

El destornillador o atornillador es una de las herramientas de las que mayor uso se hace en los talleres. Es una herramienta que destaca por grandes ventajas como su gran versatilidad. Existen muchos tipos de destornilladores o atornilladores en el mercado, pero entre todas estas variedades queremos destacar el atornillador de impacto.

A continuación os explicamos qué es y cómo se puede utilizar un atornillador de impacto.

El destornillador: la herramienta base de todo taller

El atornillador es una herramienta clásica y básica de cualquier taller y hogar. Se trata de una herramienta manual que sirve para aflojar o apretar tornillos que no requieren de una excesiva fuerza de giro.

En la morfología del destornillador/atornillador podemos encontrar varias partes:

La cabeza, extremo que vamos a introducir en el tornillo, el vástago, que es el parte que una la punta con el mango, y el mango, zona en la cual se agarra la herramienta.

En el mercado, podemos encontrar destornilladores de diferentes tamaños y con diferentes cabezas, incluso en alguno de ellos esa cabeza es intercambiable lo que permite una amplia variedad de aplicaciones, no obstante, en otras piezas vemos que el vástago y la punta están unidos lo que da lugar al denominado destornillador de cabeza fija.

Cuando hablamos de un destornillador, hablamos de una de las herramientas más comunes y antiguas utilizadas, con permiso del martillo. Este instrumento tiene su origen en el siglo XV y se cree que los destornilladores de cabeza plana tienen su origen en los antiguos talleres de carpintería, en los cuales, después de introducir los clavos en la madera les hacía una pequeña muesca para proporcionar mayor agarre.

Una evolución de éstos son las puntas en estrella, que debido a su forma en “X” hace que la cabeza del destornillador y el tornillo sean más precisos y por tanto, se evita que el destornillador se desplace y se salga del encaje. Uno de los inconvenientes de este tipo de cabeza es que, tras un periodo de uso continuado, el cabezal puede volverse más fino que al principio y no encajar bien en la cabeza del tornillo lo que aumentará la erosión de la cabeza del destornillador.

Atornillador de impacto

Dentro de la familia de los destornilladores, encontramos quizás uno de los menos conocidos, el atornillador de impacto. Es una herramienta muy interesante y resulta muy útil contar con ella en nuestro juego de herramientas. Sirve tanto para aflojar como para apretar, aunque su función principal se basa en aflojar tornillos difíciles de extraer, ya sea porque están demasiado apretados, deformados u oxidados.

El atornillador se acopla al tornillo y se coloca en modo apretar o aflojar, se sujeta con firmeza y se golpea con un martillo, cuidado con los dedos, el extremo libre de la herramienta, este impacto genera energía que se transforma en energía giratoria y la fuerza que hemos empleado en el golpe de martillo efectuará su efecto sin esfuerzo para nosotros sobre el tornillo girándolo para soltarlo o apretarlo.

Ventajas del atornillador de impacto

Su propia característica convierte al atornillador de impacto en un aliado en cualquier banco de herramientas.  Se trata de una herramienta que tiene un coste más elevado que un destornillador común, pero que entre profesionales tienen una amortización muy rápida por su gran uso.

Es especialmente útil para tratar con esos tornillos que por fuerza y superficie no podemos abordar con un desatornillador normal, o para apretar con suficiente fuerza aquellas piezas necesarias, que con un destornillador normal nos arriesgamos a convertir en superficies más inestables

Al tratarse de una herramienta manual que aplica una gran fuerza de giro, evitamos la necesidad de usar herramientas de aire comprimido que tienen un coste y un mantenimiento mucho más elevado. Algunos atornilladores de impacto son capaces de proporcionar tanta energía de giro como un taladro, pero mucho más ligeros.

Si tenemos que buscarle un pero a la herramienta sería el ruido que produce su uso y el riesgo de lesiones en los dedos, por lo que hay que usarlo con el cuidado y las protecciones adecuadas.

Medidas de seguridad

Para el uso de atornilladores de impacto como comunes, recomendamos tener en cuenta las siguientes medidas de seguridad:

-          No utilizar un destornillador a modo de palanca

-          Mantenimiento de las cabezas y puntas en perfecto estado.

-          Siempre se debe ajustar en forma precisa con las ranuras de los tornillos.

-          En caso de trabajos eléctricos utilizar destornilladores que poseen aislamiento en su barra, para             evitar corto circuitos o puentes.

-          Siempre debe portar los Equipos de Protección adecuados como pueden ser gafas de protección            o guantes de trabajo.

-          No utilice la herramienta si está sucia o cubierta de grasa, puede provocar que resbale.

-          Asegúrese de que el vástago no está suelto ni torcido, puede provocar lesiones en las manos.

-          No use el destornillador para comprobar si una batería está cargada.

-          Cuando use el destornillador tenga cuidado con los dedos.