salud de la Universidad de louisville https://espanapildoras.com/artritis/voltaren-gel-precio/ estantes gabinete de la medicina de reemplazo

CÓMO REFORMAR UNA BUHARDILLA

CÓMO REFORMAR UNA BUHARDILLA

Abandonadas durante decenios como espacios de almacenaje y cuarto de herramientas la buhardilla ha pasado a ser considerada un espacio atractivo por su singularidad arquitectónica. Conocer cómo reformar una buhardilla dadas las especiales necesidades de este espacio de la vivienda nos permitirá crear un espacio confortable y bien aprovechado.

ORIENTACIÓN DE LA REFORMA

El paso fundamental previo para saber cómo reformar una buhardilla es tener claro qué uso vamos a hacer de este espacio. Debemos ser conscientes de que se trata de un espacio difícil y en consecuencia su rehabilitación queda bastante condicionada por nuestra idea de uso.

Las posibilidades de uso son infinitas ya que podemos crear cuartos de recreo, nuevos dormitorios o incluso un pequeño apartamento para invitados. En estos dos últimos casos será conveniente instalar un baño, por lo que deberemos contemplar las instalaciones de agua en nuestro proyecto de obra.

Uno de los elementos que hacen tan atractivas a las buhardillas es la singularidad de sus techos inclinados. Sin embargo esta característica representa dificultades a la hora de adecuar el espacio que deberemos tener en cuenta. Ten en cuenta que como mínimo el techo debe tener una altura de 1,50 metros pero que es aconsejable tener 2,50 metros de altura en las zonas de paso, para circular cómodamente.

Para evitar la sensación de estar en un espacio pequeño y agobiado un consejo general será tratar de dejar espacios diáfanos, con la menor tabiquería posible, de forma que obtengamos un espacio visualmente amplio y limpio. Deberemos también de prestar una gran atención a la iluminación.

QUÉ TENER EN CUENTA PARA REFORMAR UNA BUHARDILLA

Una vez tengamos claro el uso que daremos a nuestra buhardilla debemos tener en cuenta una serie de mejoras y reformas comunes, que deberemos emprender en cualquier caso.

MEJORAR EL ACCESO

Va a ser importante mejorar la escalera de acceso ya que en muchas ocasiones encontraremos que se trata de escaleras estrechas, ahorra espacios o escamoteables. Estos tipos de escaleras son adecuados para una buhardilla de uso ocasional pero no resultan prácticas para un uso frecuente, además de resultar peligrosas e incómodas para niños y personas de edad avanzada.

Lo ideal será instalar una escalera recta o de ¼ de giro, con peldaños anchos para subir y bajar cómodamente. Si el espacio no nos lo permite podemos instalar una escalera de caracol con peldaños de poca altura, para facilitar el ascenso y descenso.

MEJORAR EL AISLAMIENTO

Una buhardilla mal aislada resulta ruinosa en términos de coste energético. Se trata de un espacio susceptible de ser frío en invierno y caluroso en verano por insolación de la cubierta.  A la hora de elegir el espesor del aislante debemos tener en cuenta la región en dónde nos encontramos y en dónde se ubica la casa. Los materiales no hidrófilos como la lana de roca y lana mineral ayudarán también contra la humedad, aspecto importante, dado que sobre la cubierta caerá agua proveniente de lluvias y nieves.

CLIMATIZAR LA BUHARDILLA

Hemos mencionado la importancia de trabajar el aislamiento a la hora de reformar una buhardilla y también debemos tener en cuenta la climatización.

En el caso de no extender a este espacio un sistema centralizado de climatización podemos optar por instalar splits de aire acondicionado. Una de las ventajas de las buhardillas es que nos facilitan crear la salida de humos de estufas y chimeneas, que crean un ambiente acogedor además de proporcionar un calor más confortable.

Para evitar la fuga de calor/frío, por el hueco de la escalera, es recomendable instalar una puerta de acceso al comienzo o final de la misma. Elige un modelo con cristal, más ligeros visualmente, que permita el paso de la luz a la escalera y asegúrate de que el sistema de apertura resulte cómodo y seguro.

INSTALAR SUELOS

De las diferentes opciones que existen en el mercado los suelos de madera y laminados son las opciones más confortables, aunque los suelos vinílicos también constituyen una buena opción. Estos últimos son más económicos y fáciles de instalar, pudiéndose encontrar en una gran variedad de estilos que imitan madera.

Para la instalación de estos tipos de suelo las herramientas que necesitarás serán prácticamente sólo una sierra caladora, ingletadora, martillo y pistola de silicona.

ELEGIR E INSTALAR LA CARPINTERÍA

A la hora de reformar una buhardilla, si hemos diseñado un espacio con habitaciones independientes, debemos tener en cuenta que la instalación de las puertas va a estar también condicionada por el espacio disponible. Una buena idea es la instalación de puertas correderas, que ocupan menos y resultan más prácticas en espacios pequeños.

Respecto a la carpintería de ventanas vamos a tener en cuenta que posiblemente se trate de ventanas abiertas en un plano en ángulo, y por tanto pueden recibir una gran cantidad de insolación en verano. Para evitar un calentamiento excesivo en las meses cálidos, así como para evitar pérdida de calor en invierno, debemos seleccionar ventanas con rotura de puente térmico.

PINTURA

En los proyectos para reformar una buhardilla se sigue como consejo general optar por colores claros, que amplían visualmente el espacio. Puedes integrar techo y paredes pintando del mismo color, o si tienes la suerte de contar con un techo a gran altura pintarlo de un tono oscuro. Esta última opción reducirá visualmente la altura y hará destacar la singularidad del techo.